EL ARCANO XII INSPIRA VIAJAR HACIA SI MISMO.

12Un viaje hacia adentro de uno mismo puede parecer una oscura aventura.

Conocerse a sí mismo supone pararse, detener el tiempo y colgarse

para mirarse desde otra óptica, escuchar nuestras genuinas necesidades,

volver a gestarse más allá de como nos gestaron los árboles genealógicos

de nuestra madre y de nuestro padre.

En un viaje hacia adentro, en el fondo del laberinto,

encontremos el tesoro de nuestra alma,

la única que posee luz suficiente como para guiarnos por fin hacia el mundo exterior:

una aventura luminosa que va desde yo hacia el nosotros.

Kito Muñoz, inspirado en LE PENDU www.escorpion.com

Anuncios

¿CÓMO EMPIEZA UNA ENFERMEDAD?

enfermedad-cronica

¿Empieza en la mente, o en el nivel más profundo del espíritu?

– Sin embargo, a menudo es ahí, en el nivel más profundo donde empieza también la curación.

¿Todo el mundo posee un mecanismo curador?

– La teoría es que todo el mundo posee un mecanismo curador que fluye como una fuerza energética alrededor del cuerpo, mente y espíritu para mantenerlos en perfecto orden. Desgraciadamente, el estrés, una dieta inadecuada, una actitud negativa y otros factores adversos pueden bloquear nuestro mecanismo de curación, de modo que no puede funcionar correctamente y nos ponemos enfermos…

La curación no siempre actúa a nivel físico; la enfermedad puede permanecer, pero la habilidad de enfrentarse a ella mejora. A veces no funciona en absoluto. Esto puede deberse a que la persona enferma “bloquea” las fuerzas curadoras: algunas personas prefieren subconscientemente estar enfermas. También puede ser debido a que “necesitamos” permanecer enfermos.

La curación no sólo se refiere a vivir bien, sino también a morir bien. Las personas curadas en su agonía mueren más pacíficamente.

Paco Bou

Plano Sin Fin

CONSCIENCIA DEL AGUA, Dr. Masaru Emoto

aguaNuestros pensamientos y nuestras emociones pueden alterar la estructura molecular del agua, evidencia física de nuestro poder de afectar el mundo dentro y en torno a nosotros. Es un bello testimonio de que formamos un todo indivisible y abre las puertas a nuevas formas de sanación y conservación de la salud.

El profesor Emoto se formuló la siguiente pregunta: ¿sería posible reflejar las cualidades sanadoras de diferentes tipos de agua de una manera visible y palpable? La ‘idea feliz’ para llevar a cabo este estudio le llegó al probar de fotografiar los cristales hexagonales que formaban distintas muestras de agua al helarse. Y de las imágenes que obtuvo llegó la confirmación a su sorprendente hipótesis: Ciertas muestras de agua corriente de grandes urbes presentaban una estructura de cristalización muy tosca, mientras que muestras de agua de manantiales ofrecían cristales de una gran belleza. Extendió así su área de estudio al fotografiar cristalizaciones de agua de diversos lugares del mundo (glaciares, lagos, agua de lluvia, fuentes), obteniendo cristales de formas más bellas y sorprendentes cuanto más alejados se hallaban del quehacer humano.

La sorpresa mayor llegó al conseguir transformar irregulares patrones de agua contaminada en bellos cristales hexagonales al someter las muestras a la audición de canciones tradicionales, oraciones religiosas o bien música clásica. O bien al transformar ‘indiferentes’ cristales de agua destilada en bellos patrones geométricos al susurrarles palabras de agradecimiento, o bien al contrario, obtener horrorosas estructuras al someterlas a frases desagradables.

En el mundo científico, a menos que un experimento sea repetible por un observador independiente, sus hallazgos son considerados inválidos. Esto es exactamente lo que hizo el Dr. Masaru Emoto. A través de experimentos repetibles él demostró que los pensamientos humanos y las emociones pueden alterar la estructura molecular del agua. Ahora, por primera vez, hay evidencia física de que el poder de nuestros pensamientos pueden cambiar el mundo dentro y alrededor nuestro.

Nuestro propio cuerpo está compuesto en un 70 por ciento de agua. Y la superficie de la tierra es también un 70 por ciento de agua. Y el agua, lejos de estar inanimada, está realmente viva y responde a nuestros pensamientos y emociones.

Quizá ahora podamos comenzar a entender realmente el imponente poder que poseemos al elegir nuestros pensamientos, nuestras emociones e intenciones, para sanarnos a nosotros mismos, así como a las demás personas y a nuestro medio ambiente.

Fuente: Plano sin fin

MIRLO ROJO – J.J. BENITEZ – Documental Planeta Encantado TVE

https://www.youtube.com/watch?v=5gzZM-Caw7s

Siempre me ha gustado Juanjo, tiene algo que me engancha. El navarro hizo para televisión Española la serie “Planeta Encantado” y su capítulo “Mirlo Rojo” fue muy polémico y aún colea después de los años.

Rescato una parte de Wikipedia que os explica de que trata y porqué se le ataca, de todas maneras es uno de mis documentales preferidos!!!!

“A Benítez también se le ha acusado de perpetrar fraudes, como en el vídeo que presentó en el episodio “Mirlo Rojo” de la serie de televisión Planeta Encantado. En él se veían supuestas construcciones alienígenas en la Luna ocultadas por la NASA, asegurando que el vídeo que poseía y que los espectadores estaban viendo era alto secreto. Debido a los numerosos errores que contenía el video, como el extraño comportamento físico de los diferentes objetos, fallos en los trajes de los astronautas, etc., se realizó una investigación del mismo y se descubrió que había sido una empresa de animación la que había creado el vídeo,señalando ésta a Benítez como su cliente.

Dicho documental también posee errores en la información acerca de casi todos los aspectos técnicos de la misión del programa lunar (Apollo 11), destacándose el funcionamiento del cohete Saturno V, velocidad de escape, ubicación del sitio de alunizaje y telemetría biomédica.

A su vez, Benítez se defiende de estas acusaciones, insistiendo en la veracidad de sus investigaciones y en que no se trata de obras de ficción, a pesar de no mostrar pruebas válidas ni confirmar sus fuentes. Por ejemplo, en el caso del video de “Mirlo Rojo” Benítez señala que en el documental se dice que las imágenes son “inéditas”, lo cual es correcto puesto que no se habían emitido antes por televisión y, además, al final aparece el nombre del estudio de animación. Dice que los críticos no han atacado el hecho en sí, la hipótesis de que se encontraron ruinas alienígenas en la Luna y que después estas fueron destruidas, sino sólo que no se avisara de que era una recreación, aunque no ha aclarado de dónde procede el vídeo original, por qué no lo muestra, y ni siquiera conforma si él lo ha visto realmente. Respecto a las fuentes que en ocasiones oculta, sus defensores aluden al posible peligro que estas correrían si se desvelara su identidad, a pesar de que muchas veces son personas que ya han fallecido. Benítez ha señalado algunos errores que han cometido los pseudoescépticos por lo que, según él, son ellos los que realizan investigaciones poco rigurosas.”

LA COMPASIÓN – OSHO

Sólo la compasión es terapéutica, porque todo lo que está enfermo en el hombre se debe a la falta de amor. Todo lo que está equivocado en el hombre está asociado con el amor: No ha sido capaz de amar o no ha sido capaz de recibir amor. No ha sido capaz de compartir su ser. Esa es la miseria. Eso crea toda clase de complejos interiormente.

Esas heridas internas pueden emerger de muchas maneras: pueden convertirse en enfermedades físicas, se pueden convertir en enfermedades mentales — pero en el fondo el hombre sufre por falta de amor. Al igual que la comida es necesaria para el cuerpo, el amor es necesario para el alma. El cuerpo no puede sobrevivir sin alimento y el alma no puede sobrevivir sin amor. De hecho, sin amor el alma nunca nace; no es un asunto de su supervivencia.

Por eso digo que la compasión es terapéutica. ¿Qué es la compasión? La compasión es la forma más pura del amor. El sexo es la forma mas baja del amor, la compasión la forma más elevada del amor. En el sexo el contacto se basa en lo físico; en la compasión el contacto es básicamente espiritual. En el amor, la compasión y el sexo se mezclan, lo físico y lo espiritual también se mezclan. El amor está a medio camino entre el sexo y la compasión.

Puedes decir que la compasión también es oración. Puedes decir que la compasión es también meditación. La forma mas elevada de energía es la compasión. La palabra compasión es bella: la mitad es pasión; de alguna manera la pasión se ha convertido en algo tan refinado que ya no es pasión. Se ha vuelto compasión.

En la compasión, simplemente das. En el amor, estás agradecido porque el otro te ha dado algo. En la compasión, estás agradecido porque el otro ha tomado algo de ti; estás agradecido porque el otro no te ha rechazado. Tú llegaste con energía para dar, llegaste con flores para compartir y el otro te lo permitió, el otro fue receptivo. Tú estás agradecido porque el otro fue receptivo. La compasión es la forma más elevada del amor.

La angustia más grande en la vida se da cuando no puedes expresar, cuando no puedes comunicarte, cuando no puedes compartir. El hombre más pobre es aquél que no tiene nada para compartir, o que tiene algo para compartir pero ha perdido la capacidad, el arte de compartirlo; entonces un hombre es pobre.

El hombre sexual es muy pobre. El hombre amoroso es más rico comparativamente. El hombre de compasión es el más rico — está en la cima del mundo. El no tiene confinamiento, ni limitaciones. Simplemente da y recibe y continúa su camino. Ni siquiera espera que le des las gracias. Con tremendo amor él comparte su energía.

Esto es lo que yo llamo terapéutico. A menos que alguna vez se haya producido en ti la compasión, no pienses que has vivido correctamente o que has vivido del todo.

La compasión es el florecimiento. Y, cuando la compasión se da en alguna persona, millones se curan. Cualquier persona que entre en contacto con ella se sana. La compasión es terapéutica.

EL RESPETO – OSHO

Respetar significa, en primer lugar, reconocer. Respetar a alguien quiere decir que reconozco que está ahí, que es como es y que es justo que sea como es. Eso implica que me respeto a mí mismo de igual modo: respeto que estoy aquí, que soy como soy y que es justo el hecho de ser como soy. Si me respeto a mí mismo y respeto al otro en este sentido,renuncio a formarme una imagen de cómo deberíamos ser, tanto yo como el otro. Sin esa imagen previa no existe juicio sobre lo que sería mejor. Ninguna imagen preconcebida se interpone entre mí mismo y la realidad, tal como ésta se manifiesta.

 

De esta manera, se facilita un segundo elemento, que también forma parte del respeto: amo lo real, en tanto es precisamente real. Esto significa sobre todo: me amo a mí mismo tal como soy; amo al otro tal como es; y amo la manera en que somos diferentes.

Luego también es posible otro elemento, quizá el más bello, que también forma parte del respeto: me alegro de lo real tal como se manifiesta. Me alegro de mí mismo tal como soy; me alegro del otro tal como es; y me alegro de las diferencias que existen entre los dos.

Ese respeto guarda las distancias. No penetra en el otro y tampoco permite que el otro penetre en mí, que me imponga algo o que disponga de mí según su propia imagen. Por eso podemos respetarnos sin pretender nada el uno del otro.

Si nos necesitamos y pretendemos algo el uno del otro, aún tenemos que reparar en un cuarto aspecto: ¿nos fomentamos mutuamente o bloqueamos el desenvolvimiento de ambos? Si tenemos que reconocer que lo obstaculizamos, entonces el respeto no nos hará converger sino divergir. Por lo que debemos respetar que cada uno pueda y tenga que seguir su propio camino. De este modo, el amor y la alegría mutua más que menguar se profundizan. ¿Por qué? Porque el amor y la alegría son entonces como el respeto: serenos.