REENCIENDAN SU CONOCIMIENTO – Kryon

1pmanos1Canalización en vivo de Kryon por Lee Carroll

Ante la Hermandad Femenina Lemuriana

Columbus, Ohio – 9 de Abril de 2016

http://www.kryon.com

Saludos, queridas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Lo hemos dicho antes.  Solo hay damas presentes aquí.  En el futuro habrá muchos de otro género escuchando, pero aquí solo está el género femenino.  Queremos que no hagan caso del hecho de que oyen una voz masculina. Hablo a través de mi socio.  Es un tiempo precioso; le pido que se vaya, no que se haga a un lado.  Él escuchará la canalización más tarde: aquí no hay secretos; es simplemente en homenaje a lo femenino.  La Fuente Creadora no tiene género,  y sin embargo su naturaleza sin género está realmente más sintonizada con lo femenino que con lo masculino.  Como ya dijimos antes, en este planeta, del género femenino son las que dan a luz; como dadoras de vida, su intuición es más elevada, y su conexión con la Fuente Creadora es más rápida.  Esto debería por sí solo mostrarles y probarles que miles de años atrás, en el comienzo de todas las cosas, cuando hubo un tiempo en que tuvieron la opción entre luz y oscuridad, comprendieron lo que significaba la Fuente Creadora y de dónde venía, esto debería mostrarles por qué fueron las mujeres las que llevaron la antorcha de la divinidad.  Es intuitivo, absolutamente intuitivo.  Es casi como ver a la mujer y verlo como natural; hoy en día miran lo femenino en el planeta y dicen: ellas son las que dan a luz, es lo natural; es automático.

También les hemos contado que en aquel tiempo su ADN funcionaba en un nivel mucho más alto de eficiencia; la consciencia era más alta cuando comenzaron;  bajó unos pocos niveles: más que unos pocos; durante miles de años con libre albedrío, eso fue parte de la causa para que ocurriera el cambio en los géneros y los hombres tuvieran hoy el control de casi todo lo que es espiritual.

También les hemos contado que este es el comienzo de una transformación en este planeta, cuando lo masculino y lo femenino se unan y vuelva a haber un respeto, un reconocimiento.  Van a ver, cada vez más, establecerse una intuición que dice que las mujeres están muy, pero muy bien equipadas para llevar lo que es espiritual al planeta.  ¿No tiene sentido que para enseñar el amor se requiera una energía femenina? Cuando el bebé abre los ojos por primera vez y conoce cómo es el amor, ve un rostro femenino. Todos los géneros las miran.  Tiene sentido, totalmente, que eso vuelva a estar en equilibrio.

Miran hacia miles de años atrás hacia algo llamado Lemuria, que ustedes han admitido que ni siquiera comprenden; no necesitan entenderlo.  La palabra misma  debería resonar en su akasha y ponerlas en estas sillas hoy.  Lemuria no es realmente un lugar; es un estado mental.

Por esta razón Melli-ha no tiene recuerdos profundos de las cosas que sucedieron, o qué hizo ella o qué no hizo; en cambio es un estado mental, y habla de una consciencia elevada cuando la divinidad del liderazgo femenino tenía significado.

Algunas de ustedes pueden ocupar ese lugar ahora mismo; solo quiero que lo simulen si es necesario, porque hay algunas en este grupo que estuvieron allá.  Lemuria duró largo tiempo; les contamos cómo funcionó, cómo literalmente algo de la humanidad pasó a través de ella.  Allí ustedes no reencarnaban; solo tenían una vida y luego pasaban a otros lugares, y la razón para ello era que quienes pasaban por allí vieran cómo funcionaba.  Quiero que simulen, si es necesario, cómo se sentía eso.  ¿Cómo se sentían ustedes al ser valoradas? Porque la humanidad que ustedes vieron, de ambos géneros, sabía quiénes eran ustedes; lo comprendía.  Así es como era.  Era ampliamente conocido, absolutamente, en la sociedad en la que estaban, que ustedes sostenían la antorcha de la divinidad y enseñaban a los demás.  Los chamanes era mujeres; las sanadoras eran mujeres, y los hombres las amaban por esto; ustedes tenían un don y ellos lo sabían.  Ellos tenían sus asuntos de hombres; tenían cosas que los hombres debían hacer; eran los que les daban la supervivencia, cuidaban de ustedes como ustedes cuidaban de ellos.  En el sentido espiritual, ustedes eran madres divinas, y ellos lo sabían.  Quiero que piensen en una sociedad en la que podían ir de un lugar a otro y ser vistas literalmente como las sacerdotisas que realmente eran. Y era así.  Fue una época grandiosa de aprendizaje y equilibrio.  No fue perfecta, pero los roles de los géneros eran adecuados y correctos, y muchas de ustedes estuvieron allí.

Algunas razones por las que se sintieron atraídas a esta reunión, a escuchar este mensaje, a ser parte de lo que vendrá, de la ceremonia y del canto, parte de esas razones es que en algún nivel ustedes lo recuerdan.  Se sienten atraídas, queridas damas, porque no hay error ni equivocación en que otra vez ustedes llevan esta energía al planeta durante este cambio.  Aquellas de ustedes que atravesarán esto y recordarán, y llevarán esta energía adelante durante el cambio, estarán re-encendiendo la energía de la información y el equilibrio antiguos.

Ahora, al comenzar esta reunión, quiero preguntarles algo: ¿Sería posible que no simulen ahora? ¿Sería posible que pudieran re-encender los sentimientos de ser valoradas, de estar a cargo de la información de la Fuente Creadora y no evitar que llegue a otros, sino distribuirla libremente de manera amorosa, con benevolencia? Y podrían decir: “Bueno, yo puedo simular; pero en este momento no es así en el planeta.”

Hoy más temprano mi socio les dio las razones por las cuales funcionan las afirmaciones.  Ustedes ponen energías en su lugar; miran los potenciales del futuro y los realizan cuando afirman.  Yo les digo que el equilibrio del planeta eventualmente cambiará, y también los roles de los géneros en lo concerniente a la enseñanza espiritual, que estará mucho más equilibrada de lo que está hoy.

En casi todas las organizaciones – y en algunas les parecería imposible que las mujeres vayan a tener un papel – ustedes tendrán mujeres liderando, porque una consciencia más elevada en el planeta lo exigirá, porque es normal, y lo verán; está llegando.

¿Pueden ponerse ahora mismo en ese lugar en que lo sienten, lo actúan, como si estuviera aquí ahora? Porque ese es el secreto de recrear Lemuria. Cómo se sentían entonces; quiero que lo busquen en su akasha y lo traigan a la manera en que se sienten ahora. Incluso aunque dirían: “La realidad del planeta no es esa,” al actuar como si lo fuera, ustedes empujan los límites de la realidad y los potenciales y hacen que lo sea.  Esto puede ser difícil de entender para algunas de ustedes, pero la acción misma de sentir como si estuvieran allí otra vez, sentir que están conduciendo espiritualmente al planeta allí,  otra vez, y otra vez,  cuanto más lo hacen, más se vuelve realidad.

Verán: lo que están haciendo es colocar en la rejilla cristalina las instrucciones para lo que vendrá. Ahora es más difícil de lo que era entonces, realmente; un ADN que funciona más bajo, un mundo de machos, organizaciones que se dicen espirituales y son simplemente clubes de los muchachos de siempre.

Sin embargo, les estoy diciendo que el divino femenino de este planeta puede despertar al planeta como ninguna otra energía de la Tierra.  Que aquellas que llevan a la humanidad en sus vientres escuchen esto: el bebé despierta y mira a los ojos de la madre y esa es la única conexión que tiene con el amor de Dios. Que ese bebé sea el planeta Tierra.  Ustedes son más importantes de lo que creen.  Que estos grupos florezcan alrededor del planeta; un poquito por vez hace una gran diferencia.  En esta nueva energía, ustedes son sagradas.

Y así es.

Kryon

© Lee Carroll http://amberwolfphd.com/wp-content/uploads/2016/04/Sisterhood-Columbus-April-2016.mp3

Traducción: María Cristina Cáffaro

http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/

Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Pueden descargar todas las traducciones de las canalizaciones en archivo Word desde el sitio de Kryon http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Anuncios

EXPERIMENTAR LA ENERGÍA DE BUDA

corazones-magicosEXPERIMENTAR LA ENERGÍA DE BUDA

Pamela canaliza a María Magdalena

http://www.jeshua.net

Traducción del inglés por Sandra Gusella

Queridos amigos, queridas hermanas y hermanos, yo soy María Magdalena, su hermana amiga. Estoy encantada de estar aquí con ustedes hoy. Son seres hermosos, cada uno de ustedes. Desearía que pudiesen ver su propia belleza a través de mis ojos. Se preocuparían menos por lo que otras personas piensan de ustedes, y se sentirían más libres. Están tan preocupados por ustedes mismos todo el tiempo. Se están preguntando si están haciendo lo correcto, si tienen el conocimiento adecuado, pero todo lo que realmente necesitan para encontrar su camino en la vida está dentro de ustedes mismos. Tienen un radar dentro de su ser y este radar, esta guía interior, está dentro de su abdomen.

Hoy quisiera hablar acerca de la importancia de descender dentro de su abdomen y de llegar a estar realmente presente en ese nivel. Es un hecho trágico que muchas mujeres no se sientan cómodas con su propio abdomen, que, en términos corporales, es el asiento de las emociones. El abdomen también es el asiento de la intimidad y de la sexualidad y es donde los bebés son concebidos y desarrollados. Por lo que el área del abdomen está profundamente relacionada y entrelazada con la vida en la Tierra.

Como mujeres, se les dice que es importante dar y abrir su corazón a las necesidades de los demás. De hecho, gran parte de la espiritualidad está centrada en el despertar del corazón. Pero yo veo a muchos de ustedes, especialmente mujeres, sufriendo por un corazón demasiado abierto, en lugar de un corazón demasiado cerrado. Su corazón está muy abierto y fácilmente se extiende hacia los seres y energías que están a su alrededor, pero su abdomen está relativamente cerrado. En su abdomen reside un gran poder; es el poder de dar a luz, el poder de la verdadera y profunda conexión con la Madre Tierra y el gran ritmo de la vida.

Las personas en general, y ustedes como una cultura, se han vuelto miedosos de estas grandes fuerzas de la vida, porque van más allá del control de la mente o de la voluntad. Las mujeres instintivamente saben cómo montar las olas de estas fuerzas, pero se han vuelto alienadas de la capacidad de sintonizarse con ellas. Las mujeres son seres muy fuertes, en verdad, y desearía que pudiesen conectarse más profundamente con su propia fuerza.

Les pido a todos ustedes, tanto hombres como mujeres, que ahora se conecten más profundamente con el centro de su abdomen. Simplemente tomen conciencia de esta área y de su respiración yendo ahí hacia abajo cada vez que respiran. Su abdomen es su ancla, energéticamente hablando, les da raíces dentro de sí mismos. Desciendan a su abdomen y ustedes podrán sentir que sus piernas se vuelven más pesadas y conectadas a tierra.

Ahora imaginen que dentro de su abdomen hay un gran “ojo”. Este “ojo” mira a su alrededor con mucha calma y claramente. En comparación con las energías de su corazón y de su mente, la energía de este “ojo”, en el centro de su abdomen, es muy serena y tranquila, muy sólida y estable. Piensen en la naturaleza y cómo se producen los ritmos de la naturaleza fácilmente y de manera constante. Las estaciones van y vienen y todo fluye naturalmente pro sí mismo. Ustedes son parte de este ritmo de la naturaleza, así que conéctense con la conciencia femenina en su abdomen.

Ahora giren ese “ojo” de su abdomen hacia arriba y miren el área del corazón. ¿Cómo se siente su corazón? ¿Pueden ustedes realmente amarse y cuidarse? Dentro de su abdomen ustedes saben que es necesario un equilibrio entre dar y recibir, porque ésa es la ley de la naturaleza. Su abdomen sabe que no sirve de nada dar demasiado, y hacer eso no honra el equilibrio natural de la energía. Imagínense a ustedes mismos en una situación en su vida cotidiana en la cual sientan que su energía llega a drenarse o a agotarse. Imaginen que están ahí y ahora mírenlo con el ojo de su abdomen mientras permanecen presentes en su abdomen. Desde el abdomen pueden verlo de una manera muy tranquila e impersonal.

Es realmente gracioso, en cierto modo, porque la parte más baja de su cuerpo, los centros de energía inferiores, por lo general se considera que están conectados con el ego. En realidad su abdomen tiene una sabiduría que va mucho más allá del ego. Puede enseñarles a estar realmente aquí por sí mismo y a protegerse cuando sea necesario. Sientan cómo su abdomen quiere nutrirlos. Las mujeres no son buenas para nutrirse a sí mismas. Ellas ponen un montón de demandas sobre ellas mismas y les resulta difícil defender lo que reamente sienten. Y los hombres que tienen un fuerte lado femenino, un lado sensible, pueden tener este mismo problema.

Para aclarar y ayudarlos con esta cuestión de la sensibilidad y de la pérdida de energía en fuerzas externas, me gustaría invocar una imagen que es familiar a su cultura y que es la imagen o la energía del Buda. La energía del Buda es muy tranquila y calmada, también muy arraigada y conectada con la Tierra. Desde el abdomen se puede acceder muy fácilmente a la sabiduría del Buda. Simplemente imaginen cómo sería ser el Buda, lo que sería tener ese tipo de presencia, ese tipo de calma, esa clase de tranquilidad. ¿Sienten la paz brotando desde el abdomen?

El Buda tenía un corazón abierto; su corazón estaba lleno de compasión por otros seres vivos. A pesar de que se preocuparía por su sufrimiento y querría ayudar a aliviarlo, el aún permanecería centrado en su propio ser. Dejen que su poder, su energía, fluya a través de ustedes; es parte de su cultura. Si conectan su corazón con su abdomen, todo el tema de la sensibilidad será diferente para ustedes.

A menudo, cuando ustedes llegan a los demás para ayudarlos y asistirlos, y absorben sus energías, piensan que pueden ofrecer una solución a sus problemas. ¿Se les ha ocurrido a ustedes que es muy presuntuoso asumir que conocen la solución? Podría ser que ustedes realmente no sepan cuál es la solución correcta para ellos. Tal vez ustedes sólo están impacientes por recuperar la armonía, por ver una sonrisa en sus caras o por obtener su aprobación. Suelten esa ansiedad, ese deseo. No resuelvan los problemas de los demás. Cuando se conectan con el “ojo” en su abdomen, ustedes ven las cosas y sienten compasión, pero no se sienten tan inclinados a resolver los problemas de los demás.

La clave para la verdadera compasión hacia los demás es que, aunque empatizan con ellos, ustedes se quedan confiando en que ellos poseen la solución para sus problemas. Están convencidos de su fuerza y esto traerá paz a su mente. Ustedes comprenden, desde el nivel del abdomen, que el proceso de crecimiento lleva tiempo y que ustedes mismos están en un proceso de crecimiento. Con frecuencia la necesidad de asistir, de dar, de ser de ayuda a los demás, está relacionada con una inseguridad dentro de ustedes mismos. Temen no ser lo suficientemente buenos y por lo tanto tienen que lograr algo, o ser alguien para otra persona. De hecho, ustedes son más útiles a los demás si se conectan con esa naturaleza del Buda dentro de ustedes mismos. La calma, la tranquilidad que entonces ustedes irradian los tranquilizará.

También significa algo para ustedes mismos; significa que son lo suficientemente buenos incluso cuando no hacen nada, o no ayudan a alguien o no significan algo para alguien más. Ustedes son buenos como son, porque son una parte de la naturaleza. Como un árbol, como una flor o como una montaña, ustedes tienen derecho a ser, simplemente porque son una parte del todo. No tienen que probarse a sí mismos. Un animal o una flor no sienten la necesidad de defenderse para ser, simplemente están ahí – ustedes simplemente están ahí. Son una expresión del espíritu, de la unidad, ¡y eso es suficiente!.

Extrañamente, aunque debería ser tranquilizador para ustedes, es un poco un soplo para su ego. Su parte de ego dentro de ustedes quiere ser alguien, quiere ser útil, quiere hacer la diferencia. ¿Pero es eso lo que su alma realmente quiere de ustedes? No lo es, porque su alma está en paz consigo misma. Sí, busca la expresión en el mundo externo, quiere compartirse como una flor comparte su belleza, pero no necesita probarse o justificar su existencia. Tan sólo dense cuenta que no hay mucho que lograr en su vida como ustedes piensan. Realmente pueden relajarse un poco más. Ustedes son una parte de la totalidad, nada puede cambiar eso.

Reclínense hacia ese sentimiento natural que impregna toda la naturaleza. En su vida cotidiana, siempre que se preocupen acerca de asuntos a resolver o problemas a solucionar, maneras de cómo tratar con otras personas, tomen una respiración profunda una vez cada tanto y conéctense con su abdomen. Su cuerpo es una puerta de entrada a tanta sabiduría. Siempre que se sientan agotados o tensos, encuentren formas de relajar su cuerpo, porque eso los llevará más fácilmente de vuelta hacia su ancla, su base.

Quisiera terminar este mensaje simplemente diciéndoles que los adoro. Amo su belleza y quisiera que jugaran un poco más en sus vidas, sean más como pequeños niños que aún no son conscientes de que tienen que logar algo o ser alguien. Esa es, de hecho, la forma más fácil de conectarse con su alma y de ser ustedes mismos sin culpa o vergüenza.

© Pamela Kribbe

http://www.jeshua.net

Sitio en español: www.jeshua.net/esp

Por preguntas o información, contáctenos en

sgusella@gmail.com

REINVÉNTATE, deja de ser Tú mismo. Fragmento de entrevista a Joe Dispenza

mujer-en-una-cascara-de-huevo-giganteJoe Dispenza:

He  entrevistado  a  cientos de personas que  han  sido diagnosticadas con enfermedades –tumores malignos y benignos, enfermedades cardíacas, diabetes, alteraciones respiratorias, hipertensión arterial, colesterol alto, dolores musculoesqueléticos, raras alteraciones genéticas para las que la ciencia médica no tiene solución…–, pero cuyo cuerpo se ha regenerado por sí solo sin la ayuda de una intervención médica convencional, como la cirugía o los fármacos.

Observé que una de las causas principales de esas remisiones espontáneas era que habían cambiado su forma de pensar, así que volví a la universidad e hice la carrera de neurociencias para poder explicar qué es lo que ocurría. Cuando afirmo que nuestros pensamientos se convierten literalmente en materia, me baso en la más pura vanguardia científica. Básicamente, esos individuos cambiaron la arquitectura neurológica de su cerebro.

Todas esas personas que tenían una remisión espontánea compartían cuatro cualidades específicas.

-Lo primero es que todas aceptaron, creyeron y entendieron que había una inteligencia superior dentro de ellos, da igual si la calificaban de divina, espiritual o subconsciente.

-Lo segundo es que todas aceptaron que fueron sus propios pensamientos y sus propias reacciones las que crearon su enfermedad, y puedo hablar y citar estudios sobre cualquiera de estos temas durante media hora. Hay un floreciente campo científico llamado psiconeuroinmunología que demuestra la conexión existente entre la mente y el cuerpo.

-La tercera característica común es que cada persona decidió reinventarse a sí misma para llegar a ser otro, y los estudios actuales en neurociencias muestran que esto es totalmente posible.

-Por último, tenían en común que durante el período en que intentaban meditar o imaginar en qué querían convertirse, hubo tiempos largos en que perdieron la noción del tiempo y el espacio.

El lóbulo frontal representa un 40% ciento de la totalidad del cerebro, y cuando estamos de verdad concentrados o focalizados, el lóbulo frontal actúa como un control de volumen. Como tiene conexiones con todas las demás partes del cerebro, puedo rebajar el volumen del tiempo y del espacio. En otras palabras, los circuitos que tienen que ver con mover tu cuerpo, sentirlo, percibir lo que hay fuera y percibir el tiempo pasan a un segundo plano, y el pensamiento se convierte en la experiencia en sí, es más real que cualquier otra cosa. De este modo el lóbulo frontal elimina todo lo que no es prioritario para focalizarse en un único pensamiento, y es en ese momento en que el cerebro rehace su cableado.

Aquello en lo que pensamos y en lo que concentramos nuestra atención con más frecuencia es lo que nos define a escala neurológica.

Un reciente estudio demuestra que las grandes ideas surgen cuando uno está relajado, pensando en otras cosas.

Podemos cambiar nuestra mentalidad. Al crear nuevos cableados y fortalecerlos con nuestro pensamiento, dándoles prioridad, los que no utilizamos tienden a desaparecer.

El cerebro no puede cambiar el cerebro porque es sólo un órgano, y la mente no puede cambiar el cerebro porque es un producto del cerebro. Así que tiene que existir algo que está operando en el cerebro para que cambie la mentalidad.

Es la ciencia la que nos permite explicar que efectivamente tenemos control sobre nuestra mente y nuestro cerebro, es decir, que no somos un efecto de nuestros procesos biológicos sino una causa.

Básicamente, más allá de mis estudios sobre las remisiones espontáneas de enfermedades, lo que intento transmitirle es que nuestros pensamientos provocan reacciones químicas que nos llevan a la adicción de comportamientos y sensaciones y que cuando aprendemos cómo se crean esos malos hábitos, no sólo podemos romperlos, sino también reprogramar y desarrollar nuestro cerebro para que aparezcan en nuestra vida comportamientos nuevos.

La investigación científica de vanguardia está mostrando que la genética tiene la misma plasticidad que el cerebro. Los genes son como interruptores, y es el estado químico en que vivimos el que hace que algunos estén encendidos y otros apagados. Se ha realizado un estudio muy interesante en Japón con enfermos dependientes de la insulina tipo dos que mostraba cómo los enfermos sometidos a programas de comedia normalizaban su nivel de azúcar en sangre sin necesidad de insulina. Veinticuatro genes activados sólo por el hecho de reírse. Los genes son igual de plásticos que nuestro tejido neuronal.

Si tienes un pensamiento de infelicidad, al cabo de unos segundos te sientes infeliz. El problema es que en el momento en que empezamos a sentir de la manera en que pensamos, empezamos a pensar de la manera en que nos sentimos, y eso produce aún más química.

Sí, y así se crea lo que llamamos el estado de ser. La repetición de estas señales hace que algunos genes estén activados y otros apagados. Memorizamos este estado como nuestra personalidad, así que la persona dice: “Soy una persona infeliz, negativa, o llena de culpa”, pero en realidad lo único que ha hecho es memorizar su continuidad química y definirse como tal. Nuestro organismo se acostumbra al nivel de sustancias químicas que circulan por nuestro torrente sanguíneo, rodean nuestras células o inundan nuestro cerebro. Cualquier perturbación en la composición química constante, regular y confortable de nuestro cuerpo dará como resultado un malestar.

El principio de la neurociencia es que si las células neuronales se activan conjuntamente, se entrelazan creando una conexión más permanente. Una persona ante una situación, por nueva que sea, recurre a esa conexión, es decir, repite el mismo pensamiento una y otra vez y da las mismas respuestas, su cerebro no cambia, vive con la misma mente cada día.

Es buena idea examinar constantemente qué podemos cambiar dentro de nosotros. Si cada mañana nos planteáramos cuál es la mejor idea que podemos tener de nosotros mismos, tendríamos otro tipo de mundo.

La mayoría de las personas cree que las emociones son reales. Las emociones y los sentimientos son el producto final, el resultado de nuestras experiencias. Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez. Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿qué sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer…; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos. ¿Cuál es el mayor ideal de mí mismo? ¿Qué puedo cambiar de mí mismo para ser mejor persona? ¿A quién en la historia admiro y qué quiero emular?

El conocimiento es lo que precede a la experiencia. Aprender una información es personalizarla y aplicarla. Debemos modificar nuestro comportamiento para poder tener una nueva experiencia que a su vez crea nuevas emociones. El conocimiento es para la mente; la experiencia, para el cuerpo. Tenemos que enseñar al cuerpo lo que la mente ha entendido intelectualmente. Si seguimos repitiendo esa experiencia, se archiva en un sistema nuevo en el cerebro, y eso permite pasar del pensar al hacer, al ser.

El siguiente paso es cambiar hábitos de comportamiento, tiene que haber acción.

El hábito más grande que tenemos que romper es el de ser nosotros mismos, porque la neurociencia y la psicología dicen que la personalidad ya está formada antes de los 35 años, eso significa que tenemos los circuitos hechos para poder enfrentarnos a cualquier situación y, por lo tanto, vamos a pensar, a sentir y actuar de la misma manera el resto de nuestros días. Pero los últimos estudios muestran que sí es posible cambiar la personalidad en todas las etapas de la vida, para eso hay que convertir el hábito inconsciente en algo consciente, llegar a tener conciencia de esos pensamientos y sentimientos inconscientes.

Mientras vamos aprendiendo nueva información y empezamos a pensarla, la contrastamos con nuestras creencias y la analizamos, estamos cambiando nuestro cableado, construyendo una nueva mente. Una vez que esa nueva mente está establecida, tenemos que empezar a pensar cómo mostrarla, y ahí entra el cuerpo. Cualquier proceso de cambio requiere el desaprender y el reaprender.

A través de Plano Sin Fin

LA GRANDEZA HUMANA-Por Kryón

cambia-tu-propio-mundo
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Los mensajes casi siempre son distintos cuando finaliza una serie de conferencias. No son de los que proyectan mucha información nueva o nuevos conceptos; son reflexivos, porque hay mucho sobre lo que nos gustaría reflexionar.

 Número uno. Este que habla no es mi socio, no es el hombre en la silla, no lo es. Estos son mensajes que vienen directamente del otro lado de lo que ustedes llaman el velo. Todo lo que tienen como seres humanos es todo lo que tienen para proyectar hacia lo desconocido; esto significa que dan nombre a las cosas basándose en quiénes son, qué son, qué han visto en su realidad. No tienen nombres para lo que no conocen y no pueden concebir. Llaman “el velo” a algo, porque hay una grandeza oculta. Si les pregunto dónde está el velo, ¿qué dirían? Está más allá de la atmósfera, ¿no? En algún lugar desconocido. Y la respuesta es: está allí mismo dentro de ustedes.

 Quiero hablar un poquito de eso, de la grandeza oculta. Ante ustedes hay una prueba; siempre, cada vez que entran en este planeta, dejan mucho de ustedes atrás. Y es por eso que tienen un Yo Superior en algún otro lugar más allá del velo, que es lo que en su interior es un alma antigua. Y esa parte de ustedes que es la Fuente Creadora dentro de su biología está siempre esforzándose para estrechar la mano con la parte que está fuera de ustedes. Tienen esa dualidad que se les dio con propósito; la historia de laCreación misma es la dualidad. Se les dio eso que es casi como un interruptor. Ahora bien, cuál eligen ustedes; uno está conectado con el Yo Superior mucho, mucho más rápido que el otro. Pero es cuestión de su libre opción, como debe ser, de modo que cualquiera que decida empezar a conectarse con esa Fuente Creadora y encontrar al Dios interior lo hace por elección. No es porque alguien se lo ordena. De hecho, probablemente ya saben esto, si alguien les dice que se conecten, no significa que estén conectados. Si alguien dice: “debieras hacer esto” no significa que estén conectados. Debe haber intención pura de esa parte de ustedes que ama a Dios. Y ese es el interruptor que abre lo que yo llamaría el resto de la historia.

 Hay una grandeza oculta. Parte de esa grandeza oculta incluso de Gaia, incluso de su realidad, empezará a abrirse en la próximas generaciones. Lo que quiero decir es que van a ver otra clase de realidad basada en lo que descubran. Llegará un tiempo en que miren hacia atrás y se rían ante lo que no sabían. Es así de profundo. Incluso ahora las almas antiguas están despertando a una nueva clase de realidad en su espiritualidad, en sus vidas cotidianas, y algo que se discutió hoy, y ya llego a ello.

 Quiero ser reflexivo. Si pudiéramos tener algún tipo de lo que ustedes llaman varita mágica y quitar la culpa solo por un momento, lo primero que harían es quedarse sin aliento ante quiénes se sientan en las sillas ante mí, y lo segundo que harían sería recordar quiénes son ustedes a nivel del alma.

 Cuando el universo fue creado otra vez – ¡oh, si yo pudiera mostrarles y contarles! – toda esta singularidad, estos tipos de percepción, lo que yo llamo pensamiento de fuente puntual, todo se debe a que el ser humano es limitado; pero no por mucho más tiempo. Ustedes creen que hay un universo, hablan del Big Bang, no entienden que siempre ha habido multiversos y que el suyo es uno entre muchos, y que la creación es simplemente una expansión entre membranas, si quieren llamarlas así, de dimensionalidad, que entonces empiezan a crear eventos que hacen nuevos universos. Todo este tipo de explicación es algo que descubrirán, y esto les servirá de referencia para decir: “Kryon nos decía algo que ahora es verdad.” Se vuelve verdad para ustedes cuando su ciencia se alinea con lo que yo les digo. En este momento es simplemente un canalizador, canalizando a una entidad que les da información. Pero queridos, lo que les digo es verdad.

 Todo lo que los rodea es multidimensional, como ustedes lo llaman; esa no es una palabra que haya inventado Kryon. Lo que significa eso es que hay varias capas de realidad que ustedes entonces aceptarán, aun cuando todas las capas estén presentes todo el tiempo, y las estén mirando todo el tiempo, solo aceptan, creen y viven en unas pocas. Y hay razones para esto; debido a su percepción misma, a los sentidos que tienen, que llaman biológicos, y son limitados. Y en este punto son limitados porque simplemente ustedes no evolucionaron para superar esa limitación. Entonces ahí están sentados, y en su mente dirían “Yo veo todo” y yo les diría: ven muy poquito. Solo ven las partes limitadas; y eso está próximo a cambiar. Si el mundo, la galaxia, el universo, son multidimensionales, ¿por qué le clavan una tapa encima y dicen “Solo es de este tamaño“? ¿Por qué ponen los ojos en blanco cuando alguien les dice: “¡Hay más! ¡Miren, hay más!” (se ríe). Y ustedes dicen: “Muéstramelo.” Y no se les puede mostrar porque tienen una percepción limitada. En un mundo en blanco y negro se rechaza el color, porque el color simplemente se ve como tonos de blanco y negro. Luego cuando alguien ve un color, se preocupan porque algo malo pasa. Y sus pares lo agreden, hasta que dice: “Está bien, está bien, nunca lo vi. Estoy con ustedes; todo es blanco y negro.”
Y esto es lo que ahora está sucediendo en el planeta, que estableció las palabras debido a la parábola “El color está llegando”. Y esto es un acertijo para muchos; lo que nosotros decimos es que la grandeza de lo que está realmente allí puede pronto aparecer. Y la grandeza de lo que está allí es una realidad multidimensional para ustedes. Lo que ahora sucede que es enigmático para muchos, es que esto empieza a aparecer en la consciencia de los seres humanos.

 Hoy hablaron sobre la compasión, y hubo descripciones elegantes de lo que es. ¿Por qué la compasión es diferente de la empatía? Cuando tienen a una persona frente a sí, una persona hermosa, si llega a ustedes y la conocen, y se adelanta y reconocen a alguien que los ama y ustedes la aman, ¡van a tener una reacción! Pero si la reconocen como un enemigo, la reacción será otra. Les pregunto: ¿Podrían tener la misma reacción para con ambos? Compasión. Y si dicen que sí, les diré algo: bienvenidos a una emoción multidimensional llamada compasión cuántica. En otras palabras, la compasión cuántica es diferente del tipo de compasión que como seres humanos podían definir en la vieja energía. Para esta no tienen un término; no lo hay.

 Los que mejor entienden esto son algunos de los que lo han vivido durante miles de años, los que tuvieronlas ideas originales de quién es Dios y qué sucede en el planeta. Los hindúes, los budistas, los originales, que entendieron el círculo de la vida, y qué era un alma ascendida, qué era la reencarnación, y la compasión de Dios. Si miran sus enseñanzas, la compasión los guiará al estado ascendido; ellos creen en esto; el alma se gradúa a un nivel más alto; no puede retroceder. Eso es lo que nosotros enseñamos. Es un postulado de la reencarnación. La próxima vez, van a retener lo que tienen y a avanzar, pero lo que van a aprender en esta nueva energía no es solo a mejorar un poquito; es que están abriendo un camino nuevo, una nueva manera de relacionarse con su Yo Superior. Una conexión muy diferente; es casi como la diferencia entre color y blanco-negro; la luz se enciende de modo diferente. La conexión con el Innato empieza a ser mucho más sólida. Entienden lo que es estar enamorados de su propio ser, porque su ser contiene a la Fuente Creadora. Los maestros más compasivos del planeta, los que entienden la compasión multidimensional, son los que al mirarte lo primero que ven es al Creador. Si llegas a ellos para insultarlos, ¡ellos ven al Creador! Eso es lo que ven. Y el consejo que ellos te darían es: no vas a aprender ninguna cosa hasta que aprendas a conocer tu ser. Y el consejo que te darán es: Enamórate de lo que está en ti que es Dios, y el resto se te dará porque simplemente abriste la puerta al poder más grandioso que hayas visto, el poder más grande. ¿Puedes siquiera captar esto? Una compasión multidimensional que empieza con las almas antiguas del planeta en esta nueva energía que conducirá a más compasión.

 En las antiguas Escrituras hay una palabra antigua, en inglés es la palabra “beget” (N.T. engendrar); una cosa engendra otra, en otras palabras, la crea. ¿Sabían que la compasión multidimensional crea a su vez más compasión? ¡Esa es la diferencia! entre ser meramente compasivo y tener esta nueva clase de compasión. La compasión multidimensional hace crecer nueva compasión; es casi contagioso, pegadizo.Luego otros seres humanos lo ven como atractivo, y empiezan a practicarlo.

 ¿Cómo sería el mundo si al mirar a otro ser humano vieran primero al Dios en su interior? Ustedes ya lo hacen – se van a reír de esto – porque es parte de su educación; es la forma en que miran a los animales. Lo primero que ven en un animal, incluso como seres humanos, incluso en la vieja energía, es al Creador interior, ven a Gaia en su interior, ven belleza. ¡Con un animal está bien! (se ríe). Si miran a un ser humano, ahora juzgan. ¡ Ustedes ya lo hacen con los animales! Cualquier abrazador de árboles sabe de qué hablo, cuando entran en el bosque y ven al Dios interior. Lo esperan, porque no hay una actitud, porque por parte de los animales hay una recepción, desde lo que es la naturaleza, que les dice:“¡Bienvenidos! ¡Entren! ¡Los amamos!”

 Ustedes han estado practicando esto durante años, pero luego cuando encuentran a un humano todo cambia. Se ponen en guardia, ¿no? ¡Y eso va a ser diferente! ¡De eso estamos hablando! ¿Quieren saber qué es la evolución? ¡Es el ser humano que ve a Dios en todas las cosas! ¡porque allí está! ¡No pueden dejar afuera a la Fuente Creadora cuando miran una cosa, y luego la aceptan en otra. No pueden decir: “Dios creó esto y es hermoso, ¡pero tú estás fuera! (se ríe). ¡Y eso es lo que hacen! Es simplemente un hábito. Va a cambiar. Desarma al enemigo, ¿no? Y cuando digo enemigo me refiero a la oscuridad, a la negatividad, al drama. El drama se desarma cuando se le acercan con amor; lo desarman totalmente.

 Alguien se prepara para agredirlos con una pelea, o insultarlos, o alguna otra cosa, y de repente la actitud que reciben es compasiva, de alguien que los ama sin importar qué; y sencillamente no saben qué decir. Se les cae todo; no supieron qué decir; ¡eso es lo contagioso! Y luego, al desarmarse eso, en algún nivel, empiezan a decir: “Quiero eso, lo que sea, lo quiero. No sé qué fue lo que hiciste, pero yo lo quiero.” ¡Es contagioso! La compasión engendra compasión.

 De eso se trata el estado de ascensión. Han oído esa palabra. Significa que asciende su vibración; sube, ustedes la ascienden , y empiezan a pensar más y más como pensaría un ángel, tal vez, como pensaría un Maestro o tal vez un chamán. Y eso va a ser realmente común; está llegando a eso. Pero por ahora solo describimos el primer paso. ¿Pueden ser compasivos con lo que está dentro de ustedes, que es la Fuente Creadora, y adecuar sus acciones primero? ¿Pueden amarse a sí mismos a tal grado y ser dignos de estar en el planeta? “Yo en realidad estoy aquí con propósito”, pueden decir, “no es por error.”(se ríe) “¡Tengo un alma que está aquí y está aliada con Gaia! ¡Tiene un amigo en la naturaleza! Los animales me conocen, las flores me conocen, estoy aquí por una razón. ¡Soy parte de todas las cosas! ¡Me felicito a mí mismo!” ¿Pueden decir eso?

 Se enamoran de la idea de que pertenecen a este lugar. Y luego empiezan a calmarse y relajarse, y todo lo demás se convierte en algo con que se pueden manejar. Y queridos, así es como son las cosas. Eso es lo que sucede cuando se enciende la luz; una verdad más grande, una grandeza mayor.

 Ahora quiero que comparen eso con algunas otras cosas que ven ahora mismo en el planeta. ¿Ven lo blanco y negro? ¿Ven la oscuridad de la consciencia que no ve al Dios interior? Ahora empiezan a ver aquello de que hablamos tanto tiempo; la separación. Ya no más sentarse en la cerca; el cuchillo literalmente corta las dualidades para que puedan ver de qué lado de la cerca está cada individuo. La luz está ganando y seguirá aumentando en el planeta, pero si quieren ser catalizadores para hacer que vaya más rápido, tendrán que enamorarse de su propio ser.

 Pregunta constante de los seres humanos al Espíritu: “¿Cuándo va a suceder? Estoy cansado de esperar. Por favor, haz que cambie.” Todas esas preguntas muestran completamente la ignorancia de la vieja energía hacia lo nuevo; ustedes ni siquiera saben qué preguntas hacer, ¿no entienden? ¡El catalizador son ustedes! Ustedes se dirigen al Dios interior y dicen “¡Por favor, cambia las cosas!” Y nosotros les decimos: ¡cuando ustedes lo hagan, para nosotros está bien! ¡No entienden que el catalizador son ustedes! Alma antigua, ¿quieres que las cosas cambien más rápido? Me siento aquí como Kryon diciendo: Yo también lo quiero. ¿Qué tal si lo hacemos? Y eso significa que ustedes lo hacen: ustedes hacen los cambios, toman las decisiones, porque la pelota está de su lado de la cancha, almas antiguas, cada vez se acercan más al velo, donde está la acción, donde encienden la luz y saben quiénes son.

 Es un mensaje de revelación y grandeza, ¿pueden ver eso? ¿Pueden ver la grandeza de todo esto? No los problemas pequeñitos que trajeron. Yo digo que son pequeños. Son pequeños porque yo conozco su grandeza. No estoy disminuyendo los problemas; ¡lo que quiero es resaltarlos a ustedes! Con verdad. Son seres multidimensionales, es hora ya de que lo vean, que lo dominen, y que se vayan de aquí distintos de como vinieron.

 Ese es el mensaje para hoy. Es el final de una serie, y ustedes se van. Este grupo especial nunca se volverá a reunir como ahora, nunca. ¡Es único! Las personalidades, las almas, el akash, son absolutamente únicos. Dediquen un momento a pensar en esto. En esa singularidad, les presento algo más: ustedes. Son tan únicos como este grupo. Pero todos tienen algo en común: provienen del mismo lugar: el amor de la Creación, y esa es la semilla de la evolución del planeta: el amor de la Creación.

 Váyanse de este lugar comprendiendo cuán grandes son.

 Y así es.

 Kryon

 AUTOR: Lee Carroll

 DESGRABACIÓN Y TRADUCCIÓN: M. Cristina Cáffaro