LOS ÓRDENES DEL AMOR

honrar-la-vida… En todo momento queda patente que tanto en la familia nuclear como en la red familiar existe una necesidad común de vinculación y de compensación que no tolera la exclusión de ninguno de sus miembros.  De lo contrario, aquellos que posteriormente nacen en el sistema inconscientemente retoman y prosiguen la suerte de los excluidos.  Es lo que en este contexto definimos como “implicación sistémica”.

En cuanto los excluidos son reconocidos por los demás miembros de la familia, es decir, cuando se reconoce su derecho a formar parte del sistema familiar, el amor y el respeto compensan la injusticia cometida con ellos sin que su suerte tenga que ser repetida.  Es lo que aquí llamamos “solución”.

Las implicaciones obedecen a un orden mágico según el cual la fatalidad, y los “pequeños”, inocentes, avalan a los “grandes”, culpables, pagando por ellos.  La solución en cambio, sigue un orden de amor, que cumple la necesidad de compensación de una manera saludable.

BERT HELLINGER

(Extracto de Los Órdenes del Amor)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s