LOS CINCO LAMENTOS DE LOS QUE VAN A MORIR

5557984567_03cdc24301_bLOS CINCO LAMENTOS DE LOS QUE VAN A MORIR

Bronnie Ware pasó años trabajando en cuidados paliativos, atendiendo a pacientes terminales en sus últimas 12 semanas de vida. Le impactó tanto que decidió contar su experiencia en un blog llamado Inspiration and Chai, donde reprodujo los últimos deseos de sus pacientes.


El éxito fue tal que al poco tiempo lo plasmó en un controvertido libro titulado ‘Los cinco mejores lamentos de los que van a morir’.
Ninguna mención al sexo, tampoco les importaba irse sin haber probado experiencias vibrantes como hacer puenting o no haber cumplido con otros clásicos como escribir un libro o plantar un árbol.
Ware habla de la claridad y de la visión espectacular que tiene la gente al final de sus vidas, y cómo podemos aprender de su sabiduría. “Cuando les preguntaba de qué se arrepentían o si hubieran hecho algo de manera diferente, casi siempre me respondían lo mismo”.
“La lista era larga, pero en el libro traté de centrarme en los cinco más comunes”, explica la autora.
Estas son las “confesiones sinceras y reales de las personas que cuidé en su lecho de muerte”.
1. Ojalá hubiera vivido a mi manera
Muchos se quejaban de no haber tenido el coraje de vivir una vida fiel a sí mismos, sino a lo que los demás esperan de ellos.
“Cuando se dan cuenta que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás, es fácil ver cuántos sueños se han quedado en el camino. La mayoría no había cumplido aún ni la mitad de sus sueños y tenía que morir sabiendo que era debido a las decisiones que habían tomado”.
2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro
Ware afirma que ésta era la frase más repetida por los pacientes de sexo masculino. Casi todos los hombres que cuidó sufrían por haberse perdido la infancia de sus hijos de menos la juventud de sus hijos y lamentaban no hacer disfrutado más de la compañía de su pareja. Sentían que habían malgastado tanto sus vidas; comprendieron tarde que no se debe basar la existencia en el trabajo. ”
3. Ojalá hubiera tenido el coraje de expresar mis sentimientos
A menudo las personas renuncian a sus sueños e ideales por el bien de los demás. Ocultan sus sentimientos con el fin de mantener la paz de su entorno. Como resultado, se conforman con una existencia mediocre y nunca llegan a ser lo que en realidad quieren ser o lo que realmente son capaces de hacer. “El origen de muchas enfermedades tiene relación con la amargura, la frustración y el resentimiento que esto conlleva”, explica Ware.
4. Ojalá hubiera mantenido el contacto con mis amigos
“Casi todos se acordaban de sus viejos amigos y recordaban con pesar los mejores momentos vividos a su lado, lamentando no haber sido capaces de mantener esa amistad con el paso de los años. Querían despedirse de ellos, pero no siempre fue posible localizarlos”, cuenta Ware.
“A veces nos sentimos tan absorbidos por nuestras propias vidas, que es como si estuviéramos atrapados y renunciamos a uno de los mayores tesoros de la vida, la amistad. He sido testigo de la profunda pena y arrepentimiento que esto ha ocasionado a mis pacientes, les atormentaba no acerca haber dedicado a sus verdaderos amigos el tiempo y esfuerzo que merecían. Todo el mundo echa de menos a sus amigos cuando se están muriendo”, añade la enfermera.
5. No he sabido ser feliz
Otra revelación sorprendente: muchos de los pacientes no se dan cuenta hasta el final de sus vidas de que la felicidad es una elección. Se quedan atascados en viejos patrones y hábitos. El llamado ‘confort de familiaridad’ interfiere con su salud emocional.
El miedo al cambio les lleva a pensar que están contentos con lo que tienen, cuando en el fondo anhelaban hacer otras cosas, como reírse más y hacer tonterías”, concluye Ware.
¿Te sientes identificado con alguna de estas frases? ¿Cambiarías algo de tu vida?
Fuente: Top five regrets of dying.

Anuncios

ESPEJOS

caraESPEJOS!!!

La oculta verdad de las palabras…

Cuando conversamos con alguien deberíamos escuchar atentamente todo lo que dice, ya no como una deferencia y forma de respeto, sino porque “leeremos” algo diferente en todo lo que está diciendo. Escuchar no es lo mismo que oir, podemos oir muy bien y en cambio no escuchar nada o casi nada.

Detrás de nuestras palabras existe un significado diferente, si nos diéramos cuenta de realmente de a quien y para quien estamos hablando, creemos que le hablamos al otro pero la realidad es que “no existe ese otro” aunque lo tengamos delante, realmente todo lo que decimos es para y hacia nosotros mismos.

Si fuéramos capaces de estar “atentos” a nosotros mismos, a nuestros pensamientos y a nuestras palabras, no hablaríamos tanto y desde luego se terminarían muchas discusiones.

En las discusiones, con mayor fuerza que en las conversaciones, es nuestro ego, nuestra propia herida la que habla y se manifiesta y como no somos capaces de mirarnos y de escucharnos, volcamos en los demás, en el otro, todo el dolor que llevamos dentro.

Detrás de una frase hiriente siempre hay un dolor profundo que no podemos sostener porque no podemos mirarlo todavía.

Si yo, como oyente, pudiera ser capaz de “Escuchar” lo oculto entre las palabras que oigo, no entraría en ese juego de egos y abriría el corazón para “escuchar” desde él.

No es fácil, nadie dijo que lo fuera y no lo es porque anteponemos nuestro ego y nuestro propio dolor al del otro, sin darnos cuenta que es el mismo dolor con diferente etiqueta.

Es tan sencillo como hacerme la pregunta de “Quiero ser feliz o quiero tener razón”.

Hoy tengo el valor de decirme ante un espejo todo lo que digo al otro.

¿Cómo me siento?…, que cada cual lo pruebe, honestamente…, se sorprenderá de la respuesta.

Gemma Fernández García

MI ALMA ME HABLÓ

2a9qmc4Mi alma me habló y me enseñó a amar lo que el pueblo aborrece y a proteger lo que denigra.

Mi alma me mostró que el amor se enorgullece no sólo del ser que ama sino también del amado.

Antes de que mi alma me hablara, en mi corazón el amor era como una delgada cuerda ajustada entre dos clavijas. Pero ahora el amor se ha transformado en un halo cuyo comienzo es su final y cuyo final es su comienzo. Rodea a todos los seres y se difunde lentamente hasta abrazar todo lo que existe.

Mi alma me advirtió y me hizo percibir la belleza oculta de la piel, la forma y el matiz. Me enseñó a meditar sobre lo que la gente llama feo hasta que aparece su verdadero encan­to y deleite.

Antes de que mi alma me aconsejara, para mí la belleza era una antorcha temblorosa entre columnas de humo. Ahora que se desvaneció el humo no veo sino la llama.

Mi alma me habló y me hizo oír voces que no pronuncian la lengua, la laringe ni los labios.

Antes de que mi alma me hablara yo no oía más que gritos y gemidos. Pero ahora, ansiosamente, puedo oír el silencio y escucho sus coros cantando los himnos de los tiempos y los cánticos del firmamento, que anuncian los secretos de lo oculto.

Mi alma me habló y me enseñó a beber el vino que no procede de lagares ni puede escanciarse de copas que puedan levantar las manos ni tocar los labios.

Antes de que mi alma me hablara, mi sed era como una chispa confusa escondida bajo las cenizas que pueda apagar un sorbo de agua.

Mi alma me habló y me enseñó a tocar lo que aún no se ha encarnado; ella reveló que todo lo que tocamos es parte de nuestro deseo.

Pero ahora mis dedos se transformaron en bruma que penetra en lo que se ve del universo y se confunde con lo invisible.

Mi alma me enseñó a aspirar el perfume que no emiten el mirto ni el incienso. Antes de que mi alma me hablara yo deseaba aspirar la fragancia del perfume en los jardines, en los frascos o en los incensarios.

Pero ahora puedo gustar del incienso que no se quema como ofrenda en sacrificio. Y lleno mi corazón con una fra­gancia que ninguna brisa condujo a través del espacio.

Mi alma me habló y me enseñó a decir “Estoy listo” cuando lo desconocido y el peligro me llaman.

Antes de que mi alma me hablara yo no respondía a ninguna voz, salvo a la del pregonero que conocía, y sólo caminaba por el sendero cómodo y fácil.

Ahora lo desconocido es un corcel que puedo montar para conocerlo, y la llanura se volvió escalera y por sus peldaños trepó a la cima.

Mi alma me habló y me dijo: “No midas el tiempo dicien­do: Hubo un ayer y habrá un mañana.”

Antes de que mi alma me hablara creía que el pasado era una época que nunca volvería y que el futuro nunca podía ser alcanzado.

Ahora me doy cuenta de que el presente contiene a todo tiempo y que en él se encuentra todo lo que puede esperarse, todo lo realizado y todo lo cumplido.

Mi alma me habló exhortándome a no limitar el espacio diciendo: “Aquí, allí, allá.”

Antes de que mi alma me hablara yo sentía que por cualquier parte que caminaba estaba lejos de todo otro espacio.

Ahora comprendo que en cualquier lugar que esté se encuentran todos los lugares y que la distancia que camino abarca todas las distancias.

Mi alma me enseñó a estar despierto mientras otros duermen y a entregarme al sueño cuando otros están en movi­miento.

Antes de que mi alma me hablara yo no distinguía sus sueños al dormirse ni ellos advertían mis fantasías.

Ahora yo nunca zarpo en el buque de mis sueños a menos que ellos me vigilen, y ellos nunca se remontan por el cielo de sus fantasías a menos que yo las comparta en su libertad.

Mi alma me habló y dijo: “No te alegres con el elogio y no te angusties con el reproche.”

Antes de que mi alma me aconsejara yo dudaba del méri­to de mi trabajo.

Ahora me doy cuenta de que los árboles florecen en primavera y dan sus frutos en verano sin esperar elogio, y dejan caer sus hojas en otoño y quedan desnudos en invierno sin temor al reproche.

Mi alma me habló y me hizo ver que no soy más que el enano ni menos que el gigante.

Antes de que mi alma me hablara yo veía a la humanidad dividida en dos clases de hombres: una débil, de la que me compadecía, y una fuerte, a la que seguía o resistía desa­fiante.

Pero ahora aprendí que soy como ambos y estoy hecho de los mismos elementos. Mi origen es su origen, mi conciencia es su conciencia, mi pretensión su pretensión y mi peregrinaje su peregrinaje.

Mi alma me habló y me dijo: la linterna que llevas no es tuya y la canción que cantas no fue compuesta en lo profundo de tu corazón, porque aunque sostengas la luz no eres la luz, y aunque seas un laúd con las cuerdas tensas no eres el ejecutante.

Mi alma me habló, hermana, y me enseñó muchas cosas. Y tu alma también te ha hablado y también te ha enseñado. Porque tú y yo somos uno y no hay diferencia entre nosotros, salvo que yo haya proclamado lo que hay en mi ser íntimo, mientras tú lo guardas como un secreto de tu intimidad. Pero en tu reserva hay una especie de virtud.

(Fragmento de “Pensamientos y Meditaciones” de Khalil Gibrán.

A través de Denise (Serexistencial)

Cuando luchas contra las dificultades, revelas tu grandeza. Y ya que todos hemos tenido que luchar contra los desafíos en algún punto de nuestras vidas, todos tenemos grandeza dentro de nosotros. La medida de nuestra grandeza se encuentra en el tamaño del desafío que superamos. Es fácil quedar atrapado en querer el resultado final en lugar de aceptar el proceso. Algunas veces estamos tan apresurados en alcanzar la meta final que nos olvidamos de la importancia del viaje. El éxito no es el resultado final. Las recompensas reales, como desarrollar fortaleza, son encontradas en el proceso.

SABÍAN QUE NO IBA A SER FÁCIL….

guerrera

Antes de que ustedes viniesen a la Tierra, sabían que esto no iba a ser fácil. Sabían que el futuro tenía que ser cambiado. Sabían que tenían que cambiar las imágenes de la guerra y el dolor por imágenes de amor y compasión.

A todos los que me preguntaron, “¿Qué puedo hacer en estos tiempos?”, ésta es mi respuesta. Hay una sola cosa por hacer. Nuestra única tarea es entrar en el Espacio Sagrado del corazón, unirnos con todos los otros que están allí y soñar un nuevo sueño. Entonces el nuevo sueño se volverá realidad en la Tierra.

La guerra aquí en la Tierra es empequeñecida por el insondable poder de la revelación espiritual que está sobrellevando este planeta. El resultado final del destino humano en el futuro próximo será, creo yo, determinado por las personas de este mundo – no por organismos gubernamentales o la religión organizada. Tampoco por el Gobierno Secreto.

Los rápidos cambios que ocurran en la conciencia humana eventualmente superarán la idea de la guerra como medio para lograr la paz. La paz verdadera puede ser alcanzada sólo desde el interior, y esta verdad pronto será una parte de la perspectiva mundial de los miles de

millones que viven en este planeta. Pero no requiere el entendimiento p previo de que todos estos miles de millones cambiemos nuestra conciencia. Sólo se necesitan unos pocos.

Ustedes saben quiénes son. Son los que están leyendo esto.

Mientras evolucionamos a este nuevo estado más elevado, será obvio hasta para los que todavía no lo pueden ver que la guerra nunca conduce a la paz sino sólo a más guerra. Que cuando vamos hacia el enemigo y lo abofeteamos en la cara, él simplemente nos devuelve la bofetada. Israel está tratando de detener al bombardeo suicida devolviéndolo con más violencia, pero por supuesto el tomar represalias no está funcionando. Nunca lo hace. Sólo empeora las cosas.

Pronto todos nosotros seremos capaces de ver que los humanos están íntimamente conectados juntos en formas de las que, en este momento, sólo unos pocos tienen consciencia. Cuando esta toma de conciencia sea conocida y vivida por todos, la guerra no volverá a ser una opción de nuevo.

Creo que la toma de conciencia general de esta verdad se hallará ante nosotros en sólo unos pocos años más. Nosotros -ustedes y yo- estamos llevando la conciencia humana a un nuevo nivel armónico donde la compasión y el perdón se volverán el Modo de Vida en la Tierra. Estamos muy cerca.

Esta nueva toma de conciencia se muestra incluso ahora, en la mucha gente en todo el mundo que está diciendo que la guerra es inmoral y debería ser prohibida legalmente – que la guerra no debería ser utilizada nunca excepto bajo condiciones extremas. Si algo bueno surgió de esta guerra en Irak, es la comprensión de que nuestras ideas de la guerra han cambiado ciertamente. Nunca antes en la historia ha habido una toma de conciencia tan difundida de la inmoralidad de la guerra.

E incluso muchos estadounidenses que aparentemente sienten que estuvimos justificados en esta guerra preventiva con Irak y mucha gente en todo el mundo están comenzando a ver que esta guerra preventiva es de una de las peores clases. (Yo personalmente siento que esta guerra con Irak, con el tiempo probará ser la mayor equivocación que hayan cometido los EE.UU. alguna vez – todavía están por verse sus efectos a largo plazo.)

EN CONCLUSIÓN

Antes de que ustedes viniesen a la Tierra, sabían que esto no iba a ser fácil. Sabían que el futuro tenía que ser cambiado. Sabían que tenían que cambiar las imágenes de la guerra y el dolor por imágenes de amor y compasión. Y estamos haciendo eso exactamente.

También sabían que lo que ocurriese aquí tendría un efecto en toda la Creación. Este no es el tiempo para rendirse. No es el tiempo para entrar en debilidad, oscuridad y miedo. En estos tiempos finales, podremos ver cada posible fuerza oscura reclamando nuestra atención,

tratando de hacer que nos enfoquemos en el miedo. Tratando de hacer que nos volvamos una parte del miedo. Realmente, se nos presentarán a la visión externa no sólo la guerra, sino terribles enfermedades y cambios en la Tierra.

Es un tiempo para volverse más fuerte que nunca. Es un tiempo para hacer conexión directa con la Madre Tierra y con nuestro Creador. Es un tiempo para convertirse en una clase distinta de guerrero, un guerrero que lucha por los corazones de la humanidad, por lo que es

correcto. Por los niños y nuestro futuro.

¿Y cómo lo podemos hacer?

Entrando simplemente en nuestros corazones y usando el asombroso poder que reside ahí. Pensamos: “Soy débil, sólo soy una persona.” Pero sólo somos débiles si creemos y sentimos en la forma que los que buscan la guerra quieren que pensemos y sintamos. Si nos unimos en nuestros corazones, todas las cosas son posibles.

El poder de la intención y la imaginación humanas, centradas desde adentro del corazón y no sólo de la mente, es el poder de crear la paz en la Tierra. Cuando creamos imágenes de paz dentro de nuestros corazones, alteramos la vibración de todos los corazones. Porque todos los corazones están enlazados. Nosotros creamos un Sueño Unificador que eventualmente alcanzará al inconsciente colectivo, haciendo posible que el Pueblo vuelva a tomar posesión de ese mundo.

Este Sueño Unificador nacerá en el Corazón Uno de la humanidad. Este Sueño Unificador tiene un poder más poderoso que el mando de cualquier dictador. Es un sueño que dará vuelta la marea de la tiranía y cambiará el mundo exterior sin que nadie apunte siquiera un solo rifle.

Ustedes tienen ese poder en su interior, en su corazón. Hay un Espacio Sagrado en su corazón que tiene la capacidad de alterar al mundo externo por completo. Sólo necesita que ustedes se vuelvan intrépidos y entren en su propio corazón con esperanza y cuidados.

Nuestros mayores deseos residen en el corazón y las formas y medios para manifestarlos en este mundo también están ahí. Ese poder ha estado en su corazón desde antes de la Creación de este Universo.

No se necesita que sean expertos en meditación o tengan un conocimiento especial para crear desde adentro de su corazón. Sólo se necesita que amen a Dios y deseen que haya una nueva forma en la Tierra. En ese Espacio Sagrado, con Dios, un niño puede mover montañas. En ese Espacio Sagrado, con Dios, hasta un bebé en su cuna puede cambiar el curso de la historia.

Así que mi mensaje para ustedes es: No se dejen abrumar por el noticiero de la noche y los miedos que trae. Necesitamos saber acerca del Lado Oscuro sólo lo suficiente como para comprender cuán necesarios somos. Sólo lo suficiente como para comprender que debemos

tomarnos el tiempo para crear nuestro propio sueño de Luz.

Crean en sí mismos. Sepan de su relación íntima con Dios. Ustedes son el hijo o la hija de Dios, la conciencia misma que creó a todo el Universo. ¿Entienden? Su Padre/Madre/ Dios instaló en su corazón todo lo que pudieran necesitar contra todas las circunstancias. TODAS LAS CIRCUNSTANCIAS. Ustedes, con Dios que vive en su propio corazón, son el poder de Vida final.

Durante los próximos diez años, la vida en la Tierra puede cambiar de formas que sean difíciles de imaginar en este momento. Pero a medida que se acerca ese suceso, ni negativo ni positivo, sólo sabe que el Sueño Unificador de toda la humanidad está naciendo en este momento -y que ese sueño existe gracias a ustedes.

A todos los que me preguntaron, “¿Qué puedo hacer en estos tiempos?”, ésta es mi respuesta. Hay una sola cosa por hacer. Nuestra única tarea es entrar en el Espacio Sagrado del corazón, unirnos con todos los otros que están allí y soñar un nuevo sueño. Entonces el nuevo sueño se volverá realidad en la Tierra.

Gracias por preocuparse tanto por la vida. Sin ustedes, los tiranos del mundo podrían tomar el poder. Gracias a ustedes, la Tierra está destinada a ser libre, y el Universo los aplaudirá mientras entran en los mundos superiores de Vida habiendo llevado a cabo su propósito sagrado en la Tierra.

Gracias, Queridos, por estar vivos en la Tierra. Los amo y honro. En el Amor y el Servicio.

Drunvalo Melquizedek

Fuente:Tantra Nueva Tierra

ESA PESADA MOCHILA

images-35..¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de esos sentimientos que sólo nos hacen daño? ¿Por qué no tiramos todas esas cosas que no nos sirven por mucho que las añoremos? Debemos soltar, aprender a no cargar con tantas tristezas sobre los hombros, al final te queda el cuerpo cansado, tu vida aniquilada, sin fuerzas.

A veces vamos por la vida mirando hacia atrás, pensando en lo que pudimos hacer y no se hizo, en sueños abandonados, ilusiones, trabajos y amores que quedaron atrás. Pero por mucho que duela, esas cosas que quedaron atrás están en su lugar correcto, el pasado. Hay que dejar esas cosas atrás, en el pasado, dejarlos ahí. No es saludable vivir con tantos recuerdos, con tantas amarguras.

Si alguna vez amaste y te amaron pero la relación sólo quedó en un hermoso o triste recuerdo, debes seguir, volver a reinventarte de nuevo, volver a tener sueños y esperanzas.

La vida siempre nos traerá muchas cosas con las que iremos llenando la mochila a lo largo de nuestras vidas. Pero esa mochila es tuya, es tu vida, y de ti depende cuanto pese la mochila con la que cargas. Tú eres quien decide qué se mete, qué permanece dentro, y qué cosas , recuerdos y sentimientos ya no tienen lugar en tu mochila. No es bueno ir ir llorando la tristeza de sueños rotos, de metas que no se lograron; al contrario trata de sacar y dejar que el viento se lleve esos dolores que nos hace pedazos el corazón.

Algunas pertenencias son muy pesadas y no debieras seguir manteniéndolas en la mochila de tu vida. Tal vez un día te diste cuenta de que todo cuanto tenías no era verdad, que el amor que soñaste no era tal, o has tenido sueños que se han visto truncados por situaciones que no has podido solucionar…

Ten valentía, levántate y planta cara a la vida, despréndete de todo lo que está allí, de esas cosas que verdaderamente pesan, cosas que pesan porque cuando las miras te hacen mal. Lanza al aire esos sentimientos atrapados en tu mochila.

No sufras por quien no supo amarte, no des más de ti de lo que ya diste. Si acabaste sintiendo un vacío, no importa, siempre habrá posibilidades de volver a empezar una mejor vida. Deja en la oscuridad todo aquello que no te deja ver el sol, respira y suelta esos malos recuerdos, libera tu alma, deja que tú corazón vuelva a estar contento, dale una oportunidad a la vida de volver a conocer el amor, de volver a ver el mundo con buenos ojos. No importa por lo que has pasado, siempre hay razones para volver a sonreír, siempre habrá un mañana para volver a recomenzar.

Libérate de esa mochila que te pesa tanto y no te deja caminar.

Puedes ser feliz, lo vas a lograr, ten buena actitud y un día te verás caminando ligera y abierta a las ventanas de una nueva vida.

Un amor no te puede disminuir, te debe fortalecer, recuerda que cada vez que no te aman no eres tú quien pierde, al contrario, ellos pierden y tú ganas.

Autor: Shoshan

DESORDENES AMOROSOS

corazon
Desórdenes amorosos

Pareja-Posible.  Comencemos por establecer una definición de los desórdenes amorosos: se trata de una entidad clínica identificada en la especie humana desde milenios, que puede afectar a cualquier persona en edad de amar. Sus innumerables consecuencias se manifiestan por medio de un conjunto de signos clínicos distintos y variados, pudiendo afectar a las tres esferas siguientes:

Médica: con manifestaciones tanto orgánicas como funcionales.

Psicológica: con trastornos del comportamiento, compulsión repetitiva, cuestionamiento existencial, depresión más o menos compensada.

Psiquiátrica: pudiendo llevar al individuo hacia un profundo desequilibrio y una inversión de las fuerzas vitales.

Cuando existen problemas de relación, de pareja, de sexualidad o de entendimiento podemos estar frente a un desorden amoroso. El origen de un desorden amoroso puede estar antes o después del nacimiento. Antes del nacimiento, nos referimos al Transgeneracional y al Proyecto Sentido y después del nacimiento nos hallamos ante la Psicología freudiana.

Cuando el origen viene antes del nacimiento quiere decir que hay un programa, un mensaje familiar de amor imposible o difícil, es algo que no nos pertenece.

No nos metemos voluntariamente en historias de amor difíciles por mera fantasía o por puro placer. Nos gustaría realmente impedir que esta especie de auto-sabotaje se estableciera a espaldas nuestras. Pero, ¿cómo hacerlo?… Yendo al encuentro de nuestra propia historia para desentrañar el carácter inconsciente de nuestros impedimentos para encontrar el amor, darle vida o simplemente construirlo.

¿Qué vamos a investigar si existe un desorden amoroso?

Pequeña infancia de 0 a 7 años (psicología), Proyecto Sentido, Transgeneracional, y también nuestra biología, ya que por encima de nuestro programa biológico tenemos nuestro programa psicológico. Nuestra infancia nos condicionará toda nuestra psicología. Las relaciones humanas que establezco a los 50 tienen relación estrecha con las relaciones que tenia yo en mi primera infancia en mi entorno familiar. Freud puso atención en este aspecto.

Durante la infancia nos proyectamos sobre nuestro padre, nuestra madre, nuestro hermano….y vamos a estar buscándolos toda nuestra vida. A veces los encontramos a la primera o bien los buscaremos constantemente.

Lo mas importante es detectar con quién nos identificamos cuando éramos pequeños para que las relaciones de hoy en día me permitan tomar distancia cuando aparezca algún problema, ya que nuestra pareja nos vuelve a conectar con ese personaje.

En el 50% de los casos la hija va a buscar a su padre

En el 50% de los casos es el pequeño que busca a su madre

Pero hay otros casos, el Edipo o Electra invertido…niño que busca a su padre o niña que busca a su madre, búsqueda de los abuelos, (muchas veces esto se detecta en relaciones donde existe mucha diferencia de edad).

Otra de las manifestaciones más frecuentes de los desórdenes amorosos son los denominados incestos simbólicos. Hablamos de incesto simbólico cuando somos dobles por fecha de nuestra pareja (lo que nos convierte en gemelos simbólicos). Para en inconsciente es como si se mantuvieran relaciones dentro de la misma familia. Este conflicto puede estar activo o no. Y en los casos en los que está muy activo hay problemas de relaciones sexuales, que se se pueden manifestar en ciática, problemas de erección, cándidas, herpes etc. El hecho de que después de tener hijos ya no tengas ganas de tener sexo, se puede deber a que vives un incesto simbólico, y eso se instala poco a poco durante varios años.

Veamos ahora algunos casos prácticos

CASO 1 (complejo de Electra)

Mujer con herpes genital: permite disminuir la frecuencia de relaciones sexuales. Este es un caso de incesto simbólico con el primer marido y explica el hecho de que no tenía ganas de hacer el amor con el primer marido. Pero en el segundo matrimonio es más sutil, ya que desarrolla un herpes que le impide tener sexo.

La historia es un Electra muy fuerte con su padre. Cuando tenía 13 años ella no estaba contenta con la relación con su padre y decidió no hablarle más durante un año, solo con papelitos… es amor y odio. Al trabajar la relación con su padre y descargó la energía conflictual, cada vez estaba más relajada y se curó del herpes.

CASO 2 (Proyecto/Sentido)

Mujer a la cual su marido engaña mientras está embarazada.

El hijo llevará este mensaje “Hacer el amor es engañar”, por eso no hago el amor ni tengo parejas. Mensaje contradictorio que provine del Proyecto/Sentido.

CASO 3 (Transgeneracional)

Mujer joven que nunca siente placer. Al buscar en el árbol genealógico, se descubre que su bisabuela fue violada cuando era joven y murió cuando dio a luz. Mensaje que se instaura en la consultante: “Hacer el amor es peligroso, puedes morir”.

A modo de conclusión, si estamos bloqueados en nuestra primera infancia, si estamos en la búsqueda de nuestro padre o madre, o hermana quiere decir que aún somos niños, quiere decir que no somos adultos, quiere decir que las relaciones de parejas de algún modo seguirán siendo de niños. Vamos a poner más conciencia en nuestras vidas y convertirnos en adultos, ya que es el adulto quien que toma decisiones en plena conciencia.

Autor: Salomon Sellam

 

MENTALIDAD DE POBRE

10686995_10205173592877220_4841175947691997421_nPuede pensarse que todos deseamos ser personas prósperas y llenos de riqueza. Sin embargo y aunque lo pensemos no siempre es así. Muchos llevamos instalada una mentalidad de pobre, que de no ser superada, nos condena a vivir en la escasez y en la dificultad.

El dinero es una de las creaciones humanas que más alegrías y tristezas ha causado sobre la faz del planeta. Algunas personas “se matan” por obtenerlo y casi todos usamos buena parte de nuestras vidas para producirlo, invertirlo, ahorrarlo o gastarlo.

Ya sea para obtener dinero o cualquier otro bien, lo que se cristaliza materialmente, primero ha debido ser pensado. Por lo que en cuanto a crear riqueza material se refiere, es poco probable alcanzarla si no se posee una mentalidad favorable a ese objetivo; un criterio productivo que nos permita crear y saber aprovechar las situaciones u oportunidades que nos llevan a ella. Poco o nada puede hacerse desde un sistema de creencias limitante, pesimista, negativo, que más bien viene a ser un claro factor de sabotaje del éxito material. Es por eso que para avanzar económicamente, existe un requisito indispensable y es superar lo que aquí denomino: la mentalidad de pobre.

La mentalidad de pobre es un estilo de funcionamiento mental que nos conduce a ignorar, evadir o atacar las formas positivas de pensar, sentir y actuar que nos pueden llevar a producir riqueza, expresada en dinero y bienes materiales, o en salud, relaciones afectivas o creatividad, entre otras formas posibles.

Al interrogar a un especialista en economía acerca de la dificultad de los pobres para acceder al dinero, me sorprendió con una respuesta inesperada: “Aunque no lo parezca -señaló-, son demasiados los pobres que no quieren ser ricos”. Se refería, el experto, a la falta de propósito, determinación y voluntad que tienen para superar sus barreras económicas, gran parte de quienes las padecen.

Esta tendencia de pensamiento se expresa en muchos de muchas formas. La revelan quienes repiten y “venden” a otros frases como: “tú no sirves para eso”, “el que nace barrigón ni que lo fajen chiquito”, “los ricos ya están completos”, “algunos tienen estrella y otros viven estrellados”, etc. Es mentalidad de pobre pensar que si otro no pudo, nosotros tampoco podremos. Con esta actitud ignoramos o subvaloramos nuestra peculiaridad y las capacidades reales que tenemos para transformar las cosas, independientemente de lo que otros hayan hecho o logrado.

La mentalidad de pobre se alimenta de las excusas (no tengo preparación, el mundo está en crisis, estoy pagando un karma) de los consejos de perdedores (no te des mala vida, la vida es para gozarla o quèdate como estas.); de la pereza (lo haré más tarde, eso es muy difícil.) y de la dependencia (el gobierno debería darme). Todo lo que niegue el poder de la consciencia, de la inteligencia, de la capacidad de cambio, de la voluntad y en general el poder personal para superarse y vivir plenamente nuestro potencial, es aliado de la mentalidad de pobre.

En lo estrictamente económico, una forma muy peculiar en la que se manifiesta claramente la mentalidad de pobre, es no sabiendo qué hacer si se tuviera abundancia económica. ¿Como podemos lograr algo en lo que ni siquiera hemos pensado? Una vez dijo Napoleón Hill: “Cualquier cosa que la mente sea capaz de imaginar, puede ser alcanzada. Norman Vincent Peale, también señaló: “Sólo puedes si crees que puedes”.

Quizás sea necesario saber el tipo de riqueza deseamos obtener para, dar con los mecanismos válidos que nos permitan obtenerla, y luego actuar en esa dirección, de manera coherente y tenaz. Como dice el propio Sweetland: “para poder tener éxito hay que pensar en términos de éxito” . ¿Pensamos nosotros en términos de éxito? ¿O más bien sin darnos cuenta pensamos en términos de pobreza y escasez?

Cuando perdemos altas dosis de energía entre preocupaciones, celos , envidias, flojera, resentimientos, y múltiples temores como los que sentimos hacia la muerte, la enfermedad o la vejez, el cuerpo se resiente, no dormimos bien, vivimos tensos y malhumorados o entristecidos, y dejamos de encauzar esa energía hacia la creatividad para alcanzar bienestar y logros.

En cuanto a la vieja idea de que el dinero es malo y que la gente cambia cuando tiene dinero, diré que no es el dinero lo que cambia a la gente, sino su falta de valores éticos, morales y espirituales. La solución no es vivir pobres sino evolucionar espiritualmente.

Esa mentalidad de pobreza debe ser detectada y superada. Para hacerlo nos toca fortalecer el pensamiento optimista, a través de la repetición de ideas favorables verbalmente o por vía de la visualización de imágenes mentales de éxito, apoyadas por una emoción intensa de expectación positiva. Esta expectativa se abandona luego y nos centramos en la acción inteligente y coherente con los objetivos.

Resumiendo, la fórmula que suele funcionar es: soñar, planificar, actuar y evaluar. Mírate mentalmente como deseas ser, piensa frecuentemente en ello, y haz lo mejor que puedas para alcanzarlo. Preparación y trabajo, iniciativa, creatividad y voluntad. Se ha dicho mucho y valorado poco eso de que “todo es mente, todo es consciencia”. Nuestro verdadero problema es que no nos damos cuenta de que en muy buen grado somos libres, podemos elegir, podemos cambiar, podemos crear una parte de nuestro mundo. Tenemos la llave que abre las puertas hacia el mundo de la prosperidad; falta saber si realmente deseamos llegar allí.

Lic. Renny Yagosesky