UN CEREBRO EN EL SENO DEL CORAZÓN

Galina-Poloz-Галины-Полоз-_paintings_artodyssey-6Un cerebro en el seno mismo del corazón

 

Fue alrededor de 1970 cuando científicos del Fels Research Institute de Filadelfia, Estados Unidos, observaron que, cuando el cerebro enviaba órdenes al cuerpo físico a través del sistema nervioso, el corazón no siempre las obedecía.

El corazón tenía su propia respuesta, su propia lógica, que a veces incluso se oponía a lo que proponía el cerebro. ¿Un corazón independiente?…

Y eso no fue todo. También descubrieron que el propio corazón podía enviar al cerebro unas señales que, no sólo éste comprendía sino que además podía obedecer.

Las investigaciones se fueron profundizando año tras año. Se dieron cuenta de que el corazón contenía un sistema nervioso independiente, específico y bien desarrollado. A pesar de que la materia del corazón físico es diferente a la del cerebro, se descubrieron en él más de cuarenta mil neuronas, tantas como las que tienen algunas partes del cerebro, a lo cual se añadía una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. Gracias a unos circuitos tan elaborados, el corazón parecía poder actuar por sí mismo, tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro. Y con todo aquello de lo que dispone, parece que puede aprender, recordar e incluso percibir.

¡Un cerebro en el seno mismo del corazón!

 

¿Qué ha significado el corazón para el ser humano?

Sin embargo, no era la primera vez que se hacía referencia al significado del corazón. Desde los tiempos más remotos, tanto la sabiduría popular como las tradiciones espirituales han llamado la atención sobre «algo» más estable que las emociones y más vasto que el intelecto ordinario, destacando la validez de las sensaciones, un modo diferente de percibir la realidad y, en definitiva, resaltando la importancia primordial del corazón.Según la filosofía tradicional china, los seres humanos tenemos cinco aspectos psíquico-espirituales, que en su conjunto formarían lo que en occidente llamamos Alma o Espíritu: el alma etérica, el alma corpórea , la mente-espíritu (shén), el intelecto y el poder del deseo o la voluntad..Es en el corazón donde reside el Shen, llamado a veces espíritu vital. Shen es energía espiritual que se expresa como conciencia e inteligencia, en el sentido de poder de discernimiento. Shen centraliza también los datos psíquicos y emocionales que emanan de otros órganos… El corazón, llamado «el emperador», está perfectamente acreditado para asumir esas funciones, tanto en el plano fisiológico como en el psicológico…

La rica lengua japonesa posee dos palabras para designar el corazón: shinzu, que designa el corazón físico, y kokoro, que designa «la inteligencia trascendente del corazón».Una de las obras más potentes del músico japonés Kitaro, lleva por título Kokoro. Figura en su álbum Enchanted Evening. Es una música hasta tal punto portadora de la realidad de su título que si uno se toma la molestia de escucharla de verdad, en la paz de su ser, le facilita una apertura de corazón excepcional.

 

                                   

 

Algunos saben mucho desde hace mucho tiempo…

Señalemos también que cuando alguien habla de sí mismo y quiere indicarlo con un gesto, no se lleva la mano a la cabeza sino al pecho Curioso, ¿no?

Parece que, instintivamente, sentimos que lo que somos en verdad no se encuentra en la cabeza sino en el pecho, en alguna parte del pecho…

 

¿Nos mostrará el corazón el nuevo camino?

Los últimos descubrimientos de la ciencia concernientes a esa especie de «cerebro que hay en el corazón», nos permitirán comprender muchísimo mejor un fenómeno tan fascinante como es el corazón. Además, servirán para confirmar y reforzar las enseñanzas espirituales e iluminarlas con nueva luz, tal vez más adaptada a nuestro espíritu moderno, a nuestras necesidades y a nuestras actuales estructuras de pensamiento.

Podemos reflexionar, observar y utilizar lo mejor de la corteza cerebral para serenar la mente y abrir la puerta a otro circuito de la tendencia.

Fuente: Annie Marquier

 

Fuente:  Ona Daurada  desarrollo del potencial personal y crecimiento espiritual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s